Presentación del Torneo

Este torneo, único en su clase, propone la poesía como un deporte intelectual. Su intención es lanzar el poema a todo público ávido de espíritu; provocar pasiones, sanas competencias, y sobretodo incitar al receptor a que exija más del poeta. "La consolidación de la poesía está en el enfrentamiento con el mundo, es decir, con el público". Con esta idea nace Adversario en el cuadriláterO: poeta versus poeta enfrentándose con su poesía. Comentaristas en vivo, música, jurado, todo en el preciso momento alrededor de un ring: un espectáculo cultural digno de cualquier deporte.

número de registro: 03-2010-04271243300-14. ©VersodestierrO.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Tensa Crónica de Octavos de Final


Por Graciela Roque García

Como acostumbro, llegué puntualmente a la cita convocada por la Editorial Verso Destierro para presenciar los Octavos de Final del Torneo de Poesía 2010 (Adversario en el cuadrilátero), en el  Centro Cultural José Martí, a las 10:00 a.m., este sábado 30 de octubre de 2010.

Afuera del metro Hidalgo, a un costado del monumento a José Martí, encontré instalada una lona, que en su parte media, cubría un ring con cuerdas rojas que estaba en sus últimos ajustes para recibir a los gladiadores, al lado derecho se encontraba la mesa donde se ubicaría al igual que, en la etapa anterior, Estephani Granda Lamadrid, encargada del audio, el representante de la plataforma Chilango Andaluz, Carlos Ramírez Kobra, con el cometido de realizar la retransmisión del evento por internet, Steelman, luchador profesional y a Andrés Castuera, conductor de  Palabras Urgentes Código D.F. como comentaristas, y el jurado.

La mañana estuvo fría, los contendientes fueron llegando poco a poco, algunos asistentes preguntaron si habría sillas: informaron que sí. Mientras tanto, Andrés Castuera explicó el mecanismo del combate que se llevaría a cabo en esta ocasión: “Subirán los dos poetas, primero leerá uno y luego el otro, los tres jueces votarán sosteniendo el nombre del ganador para cada round y se irán necesariamente a un segundo round, donde si gana el mismo contrincante, concluirá la lucha,  a menos que empaten y en ese caso se van a tres rounds”.

Empezó a bromear “esta vez no habrá sillas porque hemos tenido incidentes de que el público inconforme con la decisión aventaba las sillas” y continuó diciendo: “las restricciones son: los combatientes no deben rapear, tienen que hacer poesía y no está permitido dar caramelos para ganarse al jurado”. También informó que el poeta clasificado Ánuar Zúñiga Naime no se presentaría, por cuestión de una infección estomacal de último momento.

10:30 a.m. Con la instalación de las sillas, el escenario estuvo listo y el público comenzó a llenar los lugares. Castuera hizo una recapitulación de la etapa anterior, dio la puntuación de los poetas participantes, señaló la poca diferencia de décimas que hubo entre los contrincantes y aclaró “estos lugares y la puntuación se eliminan”.   

Steelman y Castuera anunciaron a los múltiples patrocinadores del evento, el cuadro Quinto para mi calavera  del pintor Felipe Gaytán que se exhibía como “escenografía pictórica”, destacaron el trabajo de Estephani Granda en el sonido. Bajo los acordes del tema de Rocky  avisaron que el Torneo estaba por iniciar. Steelman conminó a los adversarios a dar todo de si, “que den lo que el público merece”, Castuera lo secundó: “hay que dejar el pellejo”, “no hay mañana, hay que dejar todo”.

 11: 00 a.m. En el ring, Andres Cardo, editor de Verso Destierro, presentó al jurado integrado por los poetas Alejandro Joel, José Miguel Lecumberri y Raúl Tapia y como réferí a Pedro Emiliano,  explicó el mecanismo de votación y la regla del torneo: el duelo durará tres minutos sin límite de versos.    
Esta etapa del Torneo abrió con la participación especial de Esaú Corona, quien ganó el caluroso aplauso  de los asistentes. A punto de empezar el primer combate Steelman comentó: “esperamos que la sangre con la que van a bañar a este público sea preciosa”.  

Andres Cardo fungió como maestro de ceremonias, anunciando por parejas a todos los adversarios. El Poetastro recibió a los competidores y levantó las manos de los participantes después del combate.

El réferí tuvo una actuación impecable, en cada pelea convocó el saludo de los combatientes, lanzó una moneda al aire para que la suerte decidiera el turno de participación, mencionó la regla de la lucha: “lucharán tres minutos sin límite de versos”, anunció el inicio del round y siguió atentamente su desarrollo.

En esta parte, se percibe la presión que deben superar los contrincantes, temple,  concentración, un deseo férreo de presentar el poema con su ritmo, sus pausas versales y no versales, de dar las entonaciones precisas de cada verso, dejando suspendido como un toque de queda en el aire la intención del último verso; aunque este valor, al principio no estaba contemplado como factor de calificación.    

Los participantes, con una dicción de muy buena a excelente, leyeron, declamaron, actuaron y vivieron hasta la exacerbación, poemas eróticos, amorosos, sarcásticos, humorísticos, de protesta, de una calidad poética insoslayable.

La estatua de José Martí, el libertador de América, y los fresnos fueron mudos testigos de la forma como el público acompañó a los gladiadores y ellos se entregaron por completo brindándonos momentos de liberación, alegría, controversia, reflexión y catarsis. 

1er. combate. Alina Hernández vs. Martha Leticia.
Alina dio el primer golpe de forma contundente con sus versos: “surge de este cuerpo un estruendo interminable de vacíos/…/ una explosión de ruedas arranca mi canción de sal porque a nosotros los imperturbables nos sobra demasiada ciudad”, y sorprendió, no sólo a su contrincante sino a todos con motivos esenciales: “tú bien sabes dulce sierva/ que lo maté para curarlo de la vida…“. Castuera exclamó: ¡aventó todo el erotismo por delante, se va a poner húmedo el asunto!

Martha Leticia mostró su agilidad erótica: “necesito una mosca entre mis piernas/…/necesito sentir en mi vulva, la ansiedad de volar”. El jurado demoró en deliberar. Castuera comentó: se tarda el jurado, como no, ¡si están secando las hojas!

El primer round, lo gana Alina, el segundo Martha Leticia; se van a tercer round.

Martha Leticia castigó con una llave de imágenes y metáforas: “…montañas divinas donde se amamanta la creación/…/gritar y aullar mi silencio me dignifica…”. Los comentaristas informaron: “dos jueces votaron por cada una de las adversarias y decidirá el empate el poeta Raúl Tapia, se la están dejando difícil.” Ganó Martha Leticia. No todo el público aprobó la decisión.

2do. combate. Svetlana P. Garza vs. Oceana Manzanárez.
Castuera dio los antecedentes del enfrentamiento participando “fueron las primeras en llegar, así que tuvieron tiempo para medirse, para echarse miradas”, el público rió, las contendientes se observaron nerviosas; más Oceana. El réferi le señaló: “nada de nervios Oceana, tu voz es poderosa” y ella inició la lid castigando a su rival con sus Poemosos, poemas breves de versos como arroyos de agua transparente,dije tu nombre y los peces dormitaron/con tu nombre en los labios voy a la tierra prometida/... las noches se graban en mi piel,/ hoja de papel reciclado” sin embargo, perdió el ritmo y la dicción por estar cambiando las hojas engrapadas, terminó en tiempo. Ganó el primer round. Algunos aficionados protestaron. 

Svetlana sometió al público con una palanca al brazo: “hermana tu nombre siempre más musical/…/mira que ahogarte en una lata de pintura/hermana tu muerte es mía, de nadie más”. Castuera glosó: era el arma secreta de Svetlana. Ganó el segundo round. La audiencia aplaudió el fallo.

Se fueron a tercer round. Ganó Oceana. Los comentaristas elevaron la voz: “ y eso que el viento y las grapas le estaban jugando rudo.” El público no está conforme. 

3er combate. Daniel Carpinteyro vs. David el Pasos Perdidos de la Torre
El réferi los exhortó antes de iniciar la pelea: “luchen limpiamente, recuerden que esto es una contienda poética, van a luchar con todo.” Pasos perdidos de la Torre aplicó una llave con su voz poética: “que se abra la poesía al borde de mis venas…/para salir de calle a calle/… /tripulando en dos caderas”. Castuera apuntó: oscuridad bohemia.

Daniel Carpinteyro, se lanzó desde las cuerdas con  versos como: “aquí vengo a venirme/desde el útero a doblegarme y a dolerte”. Terminó el primer asalto. El Poetastro se plantó frente al jurado en espera del veredicto. Los comentaristas exclamaron: el Poetastro está presionando al jurado, Poetastro quítate de allí. Steelman comentó: el público no ha estado de acuerdo con los veredictos.

Ganó el primer round Daniel Carpinteyro, Pasos, el segundo y se declaró vencedor en el tercer round a Carpinteyro. La asistencia aprobó el veredicto.

4to. Combate. Hortensia Carrasco vs. Leonel Sánchez
La mesa de comentaristas informó, como preámbulo a esta contienda, que la formación de las parejas “fue por sorteo,  aquí no hay rama varonil, ni rama femenil, solamente poesía en todo la extensión de la palabra, vamos a ver a estos poetazos, listos, como se ponen arriba del cuadrilátero, son rivales muy interesantes, cordialidad ante todos los rivales”. El réferi pidió el saludo de los contrincantes. Castuera agregó: “los deportes estipulan que dos disputen, es un deporte incluyente en el que hombres y mujeres sobresalen por su poesía, no por su género, ni por calidad social, sólo en la poesía puede registrarse este tipo de duelos”, intervino  Steelman: “así es Andrés; réferi” y el réferi anunció: “aficionados que viven la intensidad del verso libre, esta tarde ustedes se han congraciado con los poetas desangrándose como dos chanchos. Tiempo.”   
Hortensia Carrasco dio el primer golpe con un poema contundente: “escarbo los últimos atardeceres/…/y nunca encuentro el fracaso de mi infancia/…/escarbo en la escarmentada puerta/ para sentir el vaho de alguna boca/ y lo único que encuentro es la madera,/es el polvo, es el silencio, un zarpazo de abandono”. Castuera interpretó: Hortensia venía con la espada desenvainada.

Leonel Sánchez contestó el ataque con una voz clara y firme con el poema Feliz cumpleaños: “Hoy quería regalarte sonetos/ al  muy puro estilo ladrón de Quevedo/…/armar un verso al estilo de Vallejo para que la muerte me siga sedienta de ti…”

En el segundo round, a  Hortensia le tocó nuevamente efectos de sonido de campanas, pero no se inmutó “el cielo se siente ofendido porque la muerte viste azul marino/…/el dolor es hocico de bestia que deglute lo incarnable/…/el lobo de la ausencia viene a marcar su territorio…”  Steelman emocionado comentó: Hortensia no cede. Ganó el combate con dos rounds al hilo, Hortensia. El público estuvo conforme.


5to. Combate. Mauricio Moroco Jiménez vs. Edwing Roldán

En el ring, esta rivalidad comenzó como un juego, para mostrar que estaban listos se lanzaron a la lona, Mauricio puso de espaldas planas a Edwing, entre las carcajadas del público. Sin embargo, fue una lucha a muerte, con tiempos extras.

Edwing desarrolló su primera embestida poética con versos que reclamaron la indiferencia social:  “… ¡que alguien diga algo por favor!/ para no seguir aquí parado hablando solo/… /no puedo parar de decir ¡tengo un demonio adentro por Dios!,/ y no les voy a decir quien soy/ hasta que alguien grite y se levante,/ ya no les voy a decir nada público callado.” Y el público gritó bravos. Castuera comentó: “a ver que alguien le diga algo”.    
Mauricio Moroco, no se espantó, se lanzó desde las cuerdas de la ironía para aplastar a su rival:  “El día de tu boda/me sentaré en primera fila/ para mirar bien tu cara cuando respondas que sí/…/ le daré un beso mustio a tu madre/ y un arrimón a tus primas/...” La audiencia aclamó. En este instante, la audiencia llegó a uno de sus puntos más altos, aproximadamente 260 personas permanecían atentas a la contienda y quienes pasaban se detenían para ver el evento. Ganó el primer round Moroco, el segundo Edwin. Las porras de dividieron. Steelman interpretó: el público quiere sangre.

En el tercer round, los contendientes mostraron el mismo nivel, ninguno bajó la guardia. Castuera comentó: considero que no está definido quien es el ganador, yo repetiría el round. Dieron un receso en lo que pasaba un mitin. La audiencia se mantuvo expectante.

El jurado lo declaró empatado.

El réferí presentó el segundó tercer round: “continuamos esta tarde para ver de que cueros salen más poetas”.

Edwing arremetió con sorpresivas imágenes poéticas “… sacudámonos el lenguaje/…/así la pornografía del tráfico al atardecer/”. Moroco usó a su favor un estilo lúdico e irónico en sus versos: “María Marioneta se siente mariposa/no busca esposo/le salen espesos los versos así/…/pero la neta se reiría de mi amor”.  Castuera apuntó: cuando la aliteración aplica, el lenguaje urbano se levanta. Steelman expresó: si ahora el jurado vuelve a declarar empate es que los quiere escuchar toda la tarde.

Proclamaron ganador a Edwing. Las protestas de los aficionados a la justa poética no se hicieron esperar, unos jóvenes gritaron: ya me voy. Lo hicieron. Castuera explicó: siempre tiene que ser lo que dice el jurado. Sin embargo, terminó sincerándose: a mí tampoco me gustó la decisión, exijo revancha.


6to. Combate. Hyden Hernández vs. Jorge la Mole Manzanilla

El réferi anunció: aficionados que viven la intensidad de la poesía, los invito a ver la pintura del pintor Felipe Gaytán y a la bella cigarrera que ofrece los libros de las casa.
Jorge la Mole Manzanilla comenzó el ataque con una serie de logrados golpes metafóricos “la poesía se consume en envases de palabras/…/para la navidad la inspiración se venderá por separado/ …/la luna cuelga su nombre en la ventana, se desnuda entre colores/ ha cerrado el libro y ahora sueña”. Hyden Hernández exhibió un gran dominio escénico y se defendió con versos eróticos: “en torno al deseo/…/el lubricante olor de la pequeña muerte lo inunda todo presagiando un nuevo inicio”. Castuera comentó: todo un histrión del ring, la verdad es que siempre es difícil cuando se suben poetas de este nivel. Gana Hyden Hernández el primer round, Manzanilla el segundo. 

En el tercer round, el réferi amonestó a Hyden Hernández.

La mesa de comentaristas explicó: el jurado consideró que estaba rapeando. ¡Poetastro ya deja de estar hablando por teléfono! El réferi amonestó al Poetastro mientras él se paseaba de un lado para el otro hablando por teléfono. Y Castuera agregó (con voz fingida): favor de apagar el celular y cualquier cosa que haga ruido.
Ganó Jorge la Mole Manzanilla. Castuera comentó: creo que ha sido muy castigada la amonestación.

7mo. Combate. Isis Rojo Samaniego vs. Ibrahim Domínguez.

Isis Rojo buscó sorprender con una llave retórica “Tu aroma penetró en mi carne/Zoroastro no tenía ni idea de religión alguna/la histeria sólo era un humor comprimido…” Ibrahim Domínguez tomó un vuelo lírico para lanzarse contra su rival  “…en la esquina de la locura/…/dibujo poemas con el desperdicio de la sangre/he pintado este paisaje veinte veces/y recorro en bicicleta la villa de la frescura”… Ganó el primer round Isis Rojo.
 En el entre tiempo, Andres Cardo informó: vamos a nivelar los dos aspectos porque el desempeño también cuenta, de los siete participantes que perdieron van a clasificar dos poetas. Steelman glosó: un aplauso para la justicia que ha llegado. La audiencia celebró y aplaudió esta decisión.
Por otra parte, también dio a conocer: Juan Carlos Castrillón no se pudo presentar, por lo que Elsa Ruiz retará al segundo mejor del repechaje.
En el segundo round, Isis Rojo mostró su preparación reivindicando a la mujer: “mujer pez,/si pudieras olvidar las afrentas/cuerpo deseado laberinto,/ encrucijada de donde nadie sale vivo/…/ no cargues culpas, no alimentes cuervos/…que la soberbia no te de héroes de vela”.  Castuera interpretó: como siempre dejando una poesía que llega hasta la médula.
Ibrahim contraatacó haciendo un juego de cuerdas sublimes para dar un golpe mortal: “…tus manos son como de violinista insurgente/ el capricho 13 ejecutado en mis muslos/ y el 22 en mi pecho/metiste a Paganini en la espalda/y me sale por la boca/que a estas alturas es dueña de tu seno…”. Sonó el silbato. Ibrahim continuó ligeramente apresurado con un lirismo sostenido mientras los comentaristas le contaban “diez, nueve, ocho, siete…” terminó de decir su último verso: “exijo que me dejen naufragar en este arrecife de corales rosas” cuando contaban el número “dos”, y  la audiencia lo aclamó.
El segundo y el tercer round fueron otorgados a Ibrahim. Andrés Castuera glosó: Isis, pasas al repechaje, no pierdes.

Repechaje.
1:10 p.m. Se dio un receso de 3 minutos. Steelman agradeció al representante de Chilango Andaluz por transmitir el evento por internet, le preguntó como veía la justa. El contestó: es un gran espacio para compartir la poesía, lástima que los jueces no hayan reflejado el resultado.
Castuera bromeó: se rumora  que los que se van al repechaje le pagaran los tacos a Raúl Tapia.
Pasaron al repechaje: “lucharán dos minutos sin límite de versos”: Alina Hernández, Mauricio Moroco Jiménez, David el Pasos Perdidos De la Torre, Svetlana P. Garza, Isis Rojo. Leonel Hernández fue descalificado por inasistencia.
Moroco nuevamente se ganó al público con sus recursos retóricos y su interpretación, Alina encendió las gradas con los versos: “Tres. Mañana mi poema por tu flor. Cuatro. Si tu verga fuera una flor.  Qué hacemos, amor, con las espinas”. Castuera comentó: ¡esto estuvo ardiente!
Obtuvieron el triunfo, Alina en primer lugar y David el Pasos Perdidos, en segundo, por lo que a David le correspondió contender con Elsa Ruiz.
El maestro de ceremonias explicó: Elsa Ruiz tiene que ganar el primer round a fuerza, sino gana el primer round, queda descalificada automáticamente, para ella superar el primer round implica la parte que no estuvo en la clasificatoria. Si gana empieza de cero.

 Elsa Ruiz VS. David el Pasos Perdidos de la Torre.
Elsa Ruiz castigó a su oponente con resolución y firmeza: ”exorcizo a los fantasmas/misoginia y diferencia, tan sexistas/…/no somos piel, somos mucho, tanto/…/nos despojamos de todo lo que estorba, de la ropa, maquillaje y los prejuicios/…” Castuera glosó: qué poesía tan perfecta, si Sor Juana escribiera en estos tiempos, más o menos sería lo que escribiría. Elsa ganó en el primer round, Pasos Perdidos De la Torre en el segundo y el tercero.


 Alina Hernández vs. Pasos Perdidos De la Torre. 
Alina aplicó un amarre de metáforas: “mi carne se hizo verbo con el silencio de las horas, me envuelvo de palabras., existo el tiempo…” La mesa de comentaristas agregó: está reafirmando porque está en el repechaje. Es campeona sin corona. Después de una lucha denodada, Alina Hernández venció para pasar a la siguiente etapa. La concurrencia aplaudió el veredicto.   

2.00 p.m. Subieron al ring los ocho poetas que clasificaron para los Cuartos de Final del Torneo de Poesía 2010: Martha Leticia Martínez de León, Oceana Manzanárez Santiago, Daniel Carpinteyro, Hortensia Carrasco, Edwing Roldán, Jorge la Mole Manzanilla, Ibrahim Domínguez y Alina Hernández. Steelman pidió un merecido aplauso para todos los poetas participantes.
El maestro de ceremonias, Andres Cardo, invitó a los poetas para participar en el programa de Palabras Urgentes, Código DF para hacer “la revancha radiofónica”, y  al público a asistir a la siguiente fase de este Torneo, Cuartos de Final, que se efectuará el sábado 13 de noviembre de 2010, a las 10:00 a.m. en la explanada del Centro Cultural José Martí.                     
Será una cita con la vida para disfrutar la mejor poesía joven de nuestro país, en sus propias voces, absorbiendo sus palabras y el aplomo de sus pasos. Yo llegaré puntual. ¿Y usted?

1 comentario:

mengana dijo...

hay por lo menos un pequeño pequeñito error en esta nota, en el repechaje... ese q citan no es el poema con el q pasó Alina